Seminario a Distancia:
Latencia y pubertad son dos etapas importantes para la formación de la subjetividad y el desarrollo del psiquismo. Tanto en términos teóricos como clínicos pueden diferenciarse de la primera infancia y de la adolescencia.
En lugar de definir la latencia por la negativa, creemos que se puede apelar a las características propias de la etapa para definir también una clínica específica. Las modificaciones postedípicas y el procesamiento de la latencia conllevan transformaciones y neogénesis en el psiquismo. Esto le da características de un trabajo psíquico y saca a la latencia de un mero lugar de período a transitar.
La pubertad no solo implica una maduración biológica y cambios corporales. Delimita un campo psicodinámico con características propias y diferenciales en la cual los fenómenos pulsionales y estructurales dan una expresión fenoménica específica, ateniéndose a una problemática diferente a la etapa que la precede y articulándola con la adolescencia.
Los objetivos del curso son ahondar sobre las características y especificidad de estas dos etapas de la niñez y las particularidades que pueden presentar en la práctica clínica. Gran parte de la consulta en infancia se da en estas etapas y las intervenciones nos llevan a interrelacionarnos con distintos actores de la vida del niño (familia, escuela, otros profesionales).En lugar de plantear las etapas por una cuestión etárea, nos guiaremos interrogándonos acerca del trabajo psíquico que está realizando el niño.
www.aeapg.org.ar
Abierta la inscripción desde el 18 de Febrero
cip@aeapg.org.ar